10 cosas que si, te lo prometo, puedes hacer con tus hijos adolescentes (remake del decálogo de Yo no soy superwoman)

Esta semana uno de mis momentos divertidos ha sido leer el post titulado 10 cosas que si, te lo prometo, puedes hacer con tus hijos, en el blog  Yo no soy superwoman. Fresca, divertida, casi descarada, esta trimadre loca, como ella misma se define, me tiene enganchaíta. Lo mismo te muestra su imagen de hidra de siete cabezas tras una rebelión de sus retoños, como al minuto dos ellos consiguen ser los encantadores de fieras, y muere de amor por ellos, como para no hacerlo!! Me identifico tanto con esa bipolaridad, o tri, o hasta el infinito y más allá, que no me pude resistir, y ahí va mi remake.

A PROPÓSITO DE LAS IDEAS SOBRE COSAS MEGAEFICACES QUE PUEDES ENCONTRAR EN INTERNET PARA HACER CON TUS HIJOS ADOLESCENTES

Expertos, educadores, mamás gallina, psicólogos... encontrarás mil decálogos, consejos, recomendaciones y demás figuras a utilizar para convivir en paz y armonía con los pollos. Te parecerá hasta fácil. He aquí algunas perlas:

  • Disponga de tiempo familiar para su adolescente. Este consejo debería venir con un esquema. Porque coincidir en el tiempo y el espacio con ellos, y sobre todo en la misma dimensión, es para nota.
  • Invierta tiempo a solas con su hijo adolescente. Este es para cum laude. A ver, maestro, me meto en la pollocueva y me trago la llave? Ah, espera, en el caso de la polluela es fácil, si se puede considerar dedicarle tiempo a solas con ella visitar las mil tiendas de las cadenas de Amancio Ortega y similares. Con el pollo es más fácil, puedo sentarme en su cama y pasar tiempo a solas. Conmigo misma. A él ya le acompaña el Dark Souls.
  • Cuando su hijo adolescente le hable, muéstrele atención y no le interrumpa. Esto, señores, es contradictorio. Si le escucho, habrá un momento en que le tenga que interrumpir, antes de sucumbir por inanición o deshidratación. Puedo evitar interrumpir si sonrío mientras desconecto, pero ahí, como habrán imaginado, habré dejado de escuchar.
  • Defina reglas y haga que se respeten. Están definidas. Por escrito y ante notario. Sobre hacer que las respeten, prometo poner todo de mi parte, siempre que este empeño no entre en conflicto con mi deseo de preservar mi salud mental.

DIEZ COSAS QUE SI PUEDES HACER, TE LO PROMETO,  CON TUS HIJOS ADOLESCENTES

En serio, si vuelvo a nacer, y se me concede una mente más equilibrada, mi propósito de vida nueva incluirá los ejemplos anteriores, y hasta podré buscar más. De momento, nomedalavida, así que ésta es mi lista de propuestas

  1. Aprende astronomía. No te resultará difícil. Si compartes algo de tiempo con ellos, y prestas un poco de atención, aprenderás de una vez por todas cómo es el verdadero funcionamiento de nuestra galaxia. No hay sol. Hay pollo. Brilla mucho y todo gira a su alrededor

  2. Ser invisible. Es un superpoder que toda pajarraca desarrolla aproximadamente doce años después de que el polluelo abra el cascarón. Hay estudios que sugieren que incluso antes. No os emocionéis, es pura supervivencia, si no quieres caer fulminada por la ya legendaria mirada aterradora, en el momento en que coincidáis en tiempo y espacio con polluelos amigos.
  3. Aprender a decorar con ropa. Excelente alternativa, con multitud de posibilidades: alfombras, cobertores de cama, formas esculturales originales... y lo mejor, no necesitas ser una mamá DIY.
  4. Quedarte sola. Si, ya sé que para las malasmadres que vivís abducidas por un pequeño tirano esto os parecerá un sueño y pensaréis por fin! También pensaréis que no vale poner este título al blog y luego quejarse. Totalmente de acuerdo. Pero eso es una cosa y otra empezar un domingo organizando comida para cuatro y acabar siendo tres: el costillo, yo, y el pollo, pero el asado.
  5. Tener la consideración de avisar si el duende* está en huelga o de vacaciones. No sea cosa de que se levanten por la mañana y siga todo por el medio sin recoger. No es plan. 
  6. Instalar un cajero automático en el nido. La necesidad de dinero para folios, excursiones del insti, vestuario para actuaciones, cuerdas de guitarra etc, es siempre instantánea, nunca previsible. Puede surgir a las doce de la noche de una jornada cualquiera.
  7. Ser moderna. Utilizar expresiones como chachi, pandilla, etc, solo te servirá para sumirte todavía más en el ostracismo, o para ser todavía más invisible.
  8. Aprender nuevas formas de comunicación. Como usar solo monosílabos: Si. No. Ah. Eh? Y el que más escucharás: voy.
  9. Contratar un seguro. O vivir con miedo a que peligre tu integridad física cada vez que entres en las pollocuevas.
  10. Ir al psiquiatra. O empezar a grabar todo lo que dices. Porque acabarás dudando de si realmente, antes de irte al trabajo,  les dijiste que recogieran la mesa, que bajaran la basura, o a ver ese baño, que parece que lo haya usado una tribu de peludos... Y los expertos se extrañan de que nos comuniquemos por whatsapp, a eso se le llama tener pruebas.
  11. Ah, no, que ya me lo avisó Yo no soy superwoman, lo que mola son diez cosas. Sobre la posibilidad de crear un círculo de Piemos, o poner una luz verde al coche, podré ir informándoos en próximos tips en Facebook y Twitter.

El nido se despide por hoy, el desgraciado del duende me ha fallado hoy otra vez, y esto está manga por hombro. Recuerda que soy una pájara loca, tal cual me pongo, de contenta, cuando escribís comentarios. Ya sabes, elige Nombre y deja URL en blanco.


_______________________________________________________________

Podéis enlazar con Yo no soy superwoman, además de otros blogs molones, en mi lista permanente, a la derecha.


*Derechos de autor: el duende es pluriempleado, en realidad su casa es la de mi amiga Mili, ella me lo presta para el nido cuando desbordo... ;)

10 comentarios:

paula sd dijo...

jajajajjajajajaja MUERO O O O O O. mi mayor tiene casi 10...¿dices que es a los 12? NOOOO. Tengo una sobria de 13, y además de la mirada asesina, leva genial el momento "ni eres mi madre, ni te conozco, así que deja de ponerme en ridículo"
Estupendo, con el toque de ironía que siempre tienes y me encanta. Jajjajajja. Tendremos que buscar otro tema para ir juntas, ¿no?
besos

Catalina dijo...

Gracias!! Pues tendrá que caer otro, sin duda!! Ya sabes, tu empiezas con los niños y yo te lo estropeo con el pavor adolescente! Jajajajaja

isazc dijo...

Tendré la lista en cuenta con el paso de los años!!!!!!

nurananu dijo...

jajaja! me has hecho reír con lo de quedarte a solas con el pollo (asado) y con lo de la modernez de «pandilla»!!
me encanta el remake! por una vez, conocía el post al que haces referencia... y me he sentido documentada y todo!

Catalina dijo...

Gracias!!! Es que el original es de traca, Paula es la bomba!

Catalina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nueve meses Y un día después dijo...

Genial. Aún me queda algo más de una década pero no te creas que no temo la llegada de esa época. En fin, al menos duermes, ¿no?

Catalina dijo...

Jajajajaja cierto! Muchas gracias!

Catalina dijo...

Jajajajaja cierto! Muchas gracias!

Blog para Padres Inquietos dijo...

Me quedo con la decoración y el cajero, pero también con las demás . Yo voy tomando nota Cata. Ya me he suscrito a tu blog para tener todos tus consejos bien aprendidos para poder aplicarlos dentro de unos años, aunque cada vez entran antes en la adolescencia, no es verdad?